>

Aceite de coco - Chiles Secos y Condimentos

Vaya al Contenido


Para ser Extra Virgen:
del olivo a la prensa y de la prensa a la despensa.



El aceite de coco, por sus magníficas propiedades, por ser beneficiosas para el ser humano y por tener una impecable estabilidad a las altas temperaturas, durante unos años se usaba masivamente en la industria alimentaria, sobre todo en la bollería y en las comidas prefabricadas.

La producción de Aceite de Coco, proviene normalmente de agricultura ecológica tanto en su cultivo como en su tratamiento y con cosecha manual. Por eso, el coste de este aceite es tan elevado.
 
Durante la segunda guerra mundial, la producción de coco se redujo drásticamente, disminuyendo así su uso. Pasada la guerra, los fabricantes empezaron a comercializar alternativas del aceite y así nació el aceite poliinsaturado. Este motivo hizo clasificar al aceite de coco por aumentar el colesterol en las personas y provocar enfermedades cardiacas. Se eliminó el consumo de Aceite de Coco, y se etiquetaron como “aceites saludables para el corazón” los nuevos aceites vegetales refinados.

A diferencia de los aceites refinados vegetales (han pasado por procesos químicos), el Aceite de Coco suele encontrarse como Aceite Extra o puro, con mucha facilidad.
 
No hay que confundir el aceite de coco, con el aceite de palma. Estos dos aceites provienes de la misma planta pero se extraen de manera diferente y no tienen nada que ver uno con el otro. El Aceite de Coco se extrae de la pulpa blanca del coco y el aceite de palma de otras partes del coco.
 
Propiedades de Aceite de Coco
 
El  Aceite de Coco se compone casi al 90% de grasas saturadas. De estos ácidos grasos, aproximadamente el 45% es ácido laúrico (el único alimento que contiene más ácido laúrico es la leche materna). Lo componen otros ácidos grasos, el palmítico, el esteárico, el mirístico,  el caprílico, entre otros.
 
El  Aceite de Coco está líquido en temperaturas superiores a 25ºC, con temperaturas inferiores se solidifica. Lo bueno de esto, es que sus propiedades no se alteran al pasar de estado líquida a sólido. Al estar  sólido es de color blanco y al volverse líquido se vuelve amarillento.
 
Su acidez está por debajo del 2%.

Usos del aceite de coco

El  aceite de coco tiene una amplia tradición culinaria en Asia. Ahora bien, este ingrediente ha llegado a occidente para quedarse. Precisamente por su vinculación con Asia, las recetas más comunes que se  pueden preparar con aceite de coco son la tipo wok. No obstante, el aceite de coco cada vez tiene más aplicaciones culinarias. Así, podemos  emplearlo para preparar platos de arroz, pasta, setas, verduras a la plancha. También podemos usarlo en crudo para aliñar ensaladas y utilizarlo en repostería para darle un toque especial a nuestras galletas, bizcochos o tartas. ¿Te gustan los smoothies o batidos? Entonces descubrirás un nuevo mundo de posibilidades. Y es que, el aceite de coco se puede emplear perfectamente como base de muchos de estos batidos.
 
Junto  a su uso en la cocina, el aceite de coco también se puede emplear con un fin estético-saludable. Agracias a sus propiedades hidratantes y tonificantes, es utilizado a menudo para tratamientos  de belleza tanto para la piel como para el cabello.
¿Quieres comprar aceite de oliva?

Te invitamos a que lo compres en la presentacion que buscas:

Regreso al contenido