>

Blog Estrella del sur - Chiles Secos y Condimentos

Vaya al Contenido

Té de petalos de rosa

Chiles Secos y Condimentos
Publicado en Articulos · 22 Junio 2020
La infusión de rosas tiene los tonos del atardecer en verano, un aroma refrescante que apacigua el cuerpo y el sabor dulce de la tranquilidad. Esta flor conocida en todo el mundo es símbolo de amor y pureza. Pero también tiene propiedades
medicinales particularmente indicadas para la mujer.

La rosa pertenece a la familia de las rosáceas y es una de las especies más antiguas, incluso se ha hallado fósiles de esta flor de más de 35 millones de años de antigüedad. Es una planta originaria de los países orientales que por su belleza y propiedades hoy en día se cultiva en todo el mundo con fines ornamentales, cosméticos, alimenticios y terapéuticos.

En el oriente la infusión se prepara desde hace miles de años por sus propiedades.

Los capullos secos de la variedad rosa rugosa representan una buena fuente de vitamina C, tiene un efecto depurativo, relajante y ligeramente laxante.

El rosal puede alcanzar los 2 metros de altura, con ramas densas cubiertas de hojas.

Sus flores suelen crecer solitarias o en pequeños grupos. Los pétalos son de color rosado o blancos y la floración empieza entre mayo y junio. Para garantizar las mejores propiedades y una perfecta conservación, las rosas se cosechan a finales
de la primavera, justo antes de florecer. Se cortan las ramas y luego se separan los capullos que se pondrán a secar a bajas temperaturas, de modo que se conserven todos los principios activos.

Los capullos de la Rosa rugosa, además de un buen porcentaje de vitamina C, contienen aceites esenciales, ácidos grasos, taninos y otros antioxidantes que le otorgan un aroma y un sabor característicos. Algunos de estos elementos se
distinguen por su volatilidad que podría perderse si el método de secado no fuera adecuado.

Además de ser la flor símbolo del amor en todo el mundo, por su carácter apacible e indiscutible elegancia, la rosa se asocia a las mujeres. El aroma dulce y su delicada belleza ya serían suficientes para justificar esta similitud, sin embargo, la
rosa se considera la flor de las mujeres por sus propiedades.

– Ya en tiempos antiguos, los dolores menstruales se trataban con la infusión de rosas, que gracias a sus aceites esenciales relaja y calma los cólicos.

– Esta flor es un aliado para la belleza y la salud de la piel. Sus principios activos antioxidantes depuran el organismo por dentro, mejoran el aspecto de la piel en general y ayudan a regular los desequilibrios que causan el acné.

– El efecto diurético de la infusión es ideal en casos de retención de líquidos, puesto que facilita la eliminación y contribuye a mejorar la sensación de hinchazón que muchas mujeres sufren sobre todo en el verano.

– Por su bajo aporte calórico y su acción depurativa, es una infusión perfecta para quién quiere perder peso. Además, su efecto relajante ayuda a superar el estrés y la ansiedad que suelen producirse cuando se empieza una dieta.

A pesar de que se defina como la infusión de las mujeres, esta tisana también es indicada para los hombres. Disfrutar de una bebida rica en principios activos y muy agradable es siempre un placer para el cuerpo y para los sentidos, pero además
puede ayudar a mejorar el estado de ánimo en períodos de fuerte estrés.

Preparar una infusión de rosas es fácil y se puede tomar caliente o fría, según el gusto. Utiliza 2-3 g de capullos de Rosa rugosa por taza y añade 200 ml de agua a 1000. Tapa y deja en infusión durante unos 5 minutos, filtra y saborea. Si prefieres, puedes endulzar con miel, pero antes te aconsejamos probar la infusión pura para disfrutar de todos los matices de este elixir de salud.

La costumbre de tomar una taza de infusión de rosa después de las comidas o al final de la tarde, ayuda a mejorar la digestión, refuerza el sistema inmunitario, relaja el cuerpo y nos brinda un aroma único e intenso que nos hará disfrutar plenamente del momento



Regreso al contenido