>

Blog Estrella del sur - Chiles Secos y Condimentos

Vaya al Contenido

Té Matcha

Chiles Secos y Condimentos
Publicado en Especias · 19 Febrero 2020
La preparación del matcha comienza varias semanas antes de su cosecha. Primero se cubren las plantas del té para ocultarlas del sol. De esta forma se retrasa su crecimiento y se crea un color verde más oscuro en las hojas. Con este proceso el té gana en aminoácidos, creándose así un té más dulce.

Tras la cosecha, las hojas se colocan en una superficie plana para su secado. El resultado se llama "tencha”. Se les retira el tallo y las venas antes de molerlas hasta conseguir una textura de polvo fino como el talco, de un verde intenso, conocido como "matcha".

Solo el "tencha" molido produce matcha. Otros tés molidos se conocen como "konacha" El sabor del matcha depende de sus aminoácidos. Las mejores calidades tienen un sabor más dulce y más intenso. Las variedades más corrientes se obtienen de las últimas cosechas de la temporada.

Las regiones productoras del Matcha son Uji en Kioto (llamándose el té de esta región "Ujicha"), y Nishio en Aichi (llamándose en este caso "Nishiocha").

PREPARACION

Antes de servirlo, se pasa el matcha por un colador muy fino para eliminar los grumos, ayudándose con una espátula de madera.

En la ceremonia japonesa del té, el matcha colado se deposita primero en un recipiente llamado "chaki".

PROPIEDADES

El té verde de matcha muy conocido en Japón, está ganando rápidamente popularidad en todo el mundo debido a su capacidad para ayuda a reducir el estrés, estimular las defensas, reducir el colesterol, y combatir el cáncer. Básicamente él te matcha es la hoja entera del té verde que tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino y verde intenso que multiplica los beneficios del té verde. Un vaso de matcha equivale a 10 vasos de té verde en contenido en antioxidantes y valor nutricional.

Cuando elaboras una taza de té verde sólo se puede extraer una fracción de sus beneficios, la mayoría de los nutrientes se quedan en las hojas de té cuando haces una infusión. La única manera de aprovechar todo el potencial de vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos es consumir toda la hoja.

Aunque el té molido tiene su origen en la China de tiempos de la dinastía Song, han sido los monjes Zen del Japón los que popularizaron la tradición. Durante largas horas de meditación bebían matcha para permanecer alerta y tranquilos favoreciendo la concentración y la claridad de la mente sin la energía nerviosa que proporciona el café.

Es muy popular pues se cree ayuda en la pérdida de peso ya que es un quemador de grasa, aumenta el metabolismo y quema calorías. Reduce el colesterol y azúcar en la sangre y no eleva los niveles de insulina ni la presión arterial.

Según un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ginebra el té verde tiene propiedades termogénicas y promueve la oxidación de las grasas. Al consumir té verde aumentamos la termogénesis o promedio con que el cuerpo de la quema calorías diariamente y por tanto perdemos peso.

El té matcha calma y relaja, mejora nuestro estado de ánimo y ayuda en la concentración. Matcha es rico en L-teanina un aminoácido que promueve un estado de relajación y bienestar. Relaja sin dar somnolencia y da energía sin agotar.

Puede contener hasta cinco veces más de este aminoácido que los tés negros y verdes comunes.



Regreso al contenido